Hepatitis“A”

¿Qué es la Hepatitis A?

Es una enfermedad infecciosa, causada por un virus denominado Virus de Hepatitis “A” (VHA) que causa inflamación aguda del hígado y malestar general.

¿Quiénes se pueden enfermar?

Afecta a todos los individuos (niños y adultos) no vacunados.

El primer año de la vida hay protección del niño por los anticuerpos que le transfiere la madre (si ella tuvo hepatitis anteriormente), pero después del año el niño tiene que formar sus propias defensas, ya sea enfermándose o vacunándose.

¿Quiénes tienen más riesgo?

Los niños tienen más riesgo de enfermarse cuando asisten a la guardería o la escuela. El personal que trabaja ahí y que no esté inmunizado, también puede contagiarse y enfermar, lo mismo que los familiares del enfermo y los contactos cercanos. Los adolescentes también tienen alto riesgo.

¿Cómo se contrae la enfermedad?

La transmisión de la Hepatitis “A” es a través de agua o alimentos contaminados por personas enfermas. A veces no se identifica la fuente de infección. Las personas con  menor higiene, tienen mayor riesgo de enfermarse.

¿Cuánto tiempo pasa entre el contagio y el inicio de la enfermedad?

El periodo de incubación es de aproximadamente un mes (rango de 15 a 50 días)

¿Cuáles son los síntomas?

Un paciente con fiebre, que se pone amarillo (de las conjuntivas y la piel), que orina muy oscuro, sus evacuaciones son de color claro, le duele el abdomen, está muy cansado, con náusea y vómito y sin apetito, debe ser llevado al médico para que éste lo examine y le solicite exámenes de laboratorio para confirmar el diagnóstico.

¿Cuánto tiempo hay que aislar a los enfermos?

Los pacientes empieza a eliminar el virus desde 1 a 2 semanas antes de que se les note la enfermedad, esto explica porque ocurren brotes epidémicos. Cuando ya están amarillos, todavía eliminan por 1 semana más virus en las heces.

Podrán regresar a la escuela o trabajo en la segunda semana después de que iniciaron la enfermedad, si sus condiciones clínicas lo permiten, siempre y cuando no hagan actividad física intensa.

¿Es una enfermedad grave?

Aunque la mayoría de los niños pequeños tienen cuadros leves, pueden ocurrir casos más serios. Conforme va creciendo el niño la hepatitis se manifiesta más fuerte. Los jóvenes y adultos tienen síntomas más intensos y duraderos. Uno de cada 1,000 pacientes puede tener la variedad más grave llamada Hepatitis Fulminante, que casi siempre es mortal.

Cuál es el tratamiento?

Desgraciadamente hasta el momento NO hay un tratamiento específico. Incluso, hay que ser muy cuidadosos porque el hígado inflamado no debe recibir ciertos medicamentos, por ejemplo, el paracetamol.

Si al paciente le da la enfermedad leve, con reposo de 1 a 2 semanas en la mayoría de los casos se alivia. Solamente los casos graves se hospitalizan.

¿Cómo puedo saber si mi hijo mayor ya tuvo hepatitis?

Si es un escolar, adolescente o adulto que no recuerdan que hayan tenido hepatitis, se les puede hacer un examen de laboratorio que indica si tiene o no defensas (anticuerpos de memoria) contra la Hepatitis “A”. Algunos pacientes tuvieron Hepatitis leve alguna vez, sin ser diagnosticados, pero forman defensas que los protegen para toda la vida. En caso contrario, si el examen indica que no tienen defensas, es mejor vacunarse lo más pronto posible.

¿La vacuna está incluída en la cartilla de vacunación?

Desgraciadamente NO por ahora. Solamente se puede adquirir a nivel particular, pero comparando los beneficios de la vacuna contra los riesgos de la enfermedad, conviene más vacunarse.

¿Quiénes se deben vacunar, los niños o los adultos?

Hay vacunas infantiles para niños de 1 a 15 años y vacunas para mayores de 15 años y adultos. Se aplican 2 dosis con intervalo de 6 a 12 meses. Las vacunas son seguras, bien toleradas, prácticamente no tienen reacciones adversas y dan una protección muy alta, de casi el 100 %.

Si tiene alguna duda, puede consultarme con toda confianza.

DR. GUSTAVO CASTAÑEDA PEREZ

Médico Pediatra

Ex-Presidente del Colegio de Pediatría de Puebla, A.C.

Especialista en Niños y Adolescentes

10 B Sur # 3720-204, Col. Anzures

Puebla, Pue.

Tels. 240-43-36 y 243-78-92

 

3 comentarios en “Hepatitis“A”

  1. DR. VEO QUE UD RECOMIENDA ALTAMENTE LAS VACUNAS SIN EMBARGO HAY COMENTARIOS DE OTROS PEDIATRAS Y UN GRUPO DE GENTE ASEGURAN LAS VACUNAS TIENE UN EFECTO NOSIVO DIRECTO SOBRE EL CEREBRO Y LOS TEJIDOS POR SUS CONTENIDOS DE MERCURIO FOMALDEHIDO Y HASTA SUSTANCIAS GENETICAMENTE MODIFICADAS QUE PUEDEN CAUSAR AUTISMO Y OTROS TRASTORNOS PERMANENTES, SE DE PERSONAS QUE NO QUIEREN VACUNAR A SUS BEBES Y LA VERDAD TANTO COMENTARIO EN CONTRA HACE DUDAR, PORQUE TAMBIEN COMENTAN QUE ESTAN INVOLUCRADAS LAS GANANCIAS QUE TIENEN LOS LABORATORIOS Y QUE EL GOBIERNO LOS PROTEGE PORQUE TAMBIEN COMPRA SUS VACUNAS UD QUE OPINA HONESTAMENTE, LEI SU COMENTARIO SOBRE LAS ANDADERAS PORQUE SE LE IBA COMPRAR A MI NIETA UNA PERO TODO TANTO COMO GATEAR COMO CAMINAR PUEDE ALTERNARSE Y DEBEN AMBAS ACCIONES SER SUPERVISADAS PORQUE TAMBIEN GATEANDO PUEDE TOMAR ALGUN OBJETO QUE LE DAÑE AL BEBE Y LLEVARSE LAS MANOS SUCIAS A LA BOCA Y ENFERMARSE NO CREE UD. ?

  2. Pingback: ¿Qué tan necesarias son las vacunas? | Dr. Gustavo Castañeda Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s