La Tosferina vuelve a atacar

¿Qué es la Tosferina?

La Tosferina es una enfermedad infecciosa, contagiosa, causada por un microbio llamado Bordetella pertussis, pero hay otros microbios y virus que causan una enfermedad muy parecida, llamada Síndrome Coqueluchoide y que tiene los mismos síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de la Tosferina?

En los lactantes y niños hay 3 fases:

1)     Primero parece un catarro común, que dura unos días hasta una semana, con escurrimiento nasal, lagrimeo, poca o nada de fiebre y tos seca, moderada, que luego aumenta en frecuencia y gravedad y se presenta en “ataques de tos”

2)     Esta 2ª fase dura de 2 a 6 semanas y se caracteriza por graves “ataques de tos” que hacen que el niño se ponga rojo o morado, se le dificulte la respiración y después de 5 a 10 tosidas, al jalar el aire, se escuche un silbido (semejante al canto de un gallo) porque el aire entra forzadamente a sus pulmones a través de su vía aérea inflamada y estrecha. Si no se atiende a tiempo el pronóstico puede ser fatal.

3)     En la 3ª fase, (la convalecencia) que dura 2 semanas, disminuyen los ataques de tos, pero si el niño contrae alguna otra infección respiratoria, los ataques de tos se incrementan como si volviera a tener tosferina. Pueden pasar meses hasta que se restablezca por completo.

¿Los jóvenes también se pueden enfermar?

Desde hace algunos años se ha observado en todo el mundo el resurgimiento de la tosferina, tanto en niños pequeños como en jóvenes y adultos de cualquier edad. Los síntomas pueden parecer solamente una gripe o comportarse como una tos crónica y rebelde. A veces son diagnosticados erróneamente como asma, sinusitis, rinitis, bronquitis, etc.

¿Quiénes tienen mayor riesgo de enfermarse?

Los bebés pequeños, sobre todo si no están vacunados o si están incompletos en su esquema de vacunación. Con el paso del tiempo, los anticuerpos generados por las vacunas tienden a disminuir por lo que actualmente se recomienda revacunarlos a partir de los 10 años de edad y reforzarlos cada 10 años.

¿Qué hago si mi niño tiene una tos fuera de lo habitual?

Si un niño tiene ataques intensos de tos, requiere examen médico lo más pronto posible, sobre todo si manifiesta dificultad para respirar o se pone muy rojo o morado al toser.

¿Cómo se contagia un bebé?

Se ha visto que los jóvenes y adultos que están cerca de un bebé, desde recién nacido, como son los hermanos, papás, primos, tíos y demás familiares, aunque no se sientan enfermos, pueden contagiar a un bebé.

¿Los papás pueden contagiar a sus hijos?

SÍ, aunque parezca extraño, los padres se pueden enfermar de tosferina, tener síntomas leves como de gripa y contagiar sin saberlo a sus hijos, especialmente al recién nacido o a los mayorcitos que ya van a la escuela.

¿A que edad es más peligrosa la tosferina?

El grupo de mayor riesgo de hospitalización, complicaciones y muerte lo constituyen los lactantes menores de 3 meses de edad

¿Entonces aunque haya sido vacunado mi hijo de pequeño, debo revacunarlo?

El esquema actual de vacunación recomienda la vacuna pentavalente o hexavalente que contiene entre otras, protección contra la tosferina a los 2, 4, 6 y 18 meses y un refuerzo de vacuna DPT (Difteria, Tosferina y tétanos) a los 4 años.

Se ha visto que alrededor de los 10 años ya no tienen defensas suficientes por lo que conviene la revacunación, con una vacuna especial para jóvenes y adultos (dTpa) y que habrá que repetirla cada 10 años.

¿Se puede vacunar una mujer embarazada?

SÍ, de preferencia en la 2ª mitad de su embarazo, con lo que queda protegida la madre y el bebé o inmediatamente que nazca su bebé (menor efectividad). La vacuna también puede aplicarse a todos los contactos de ese bebé, mayores de 10 años.

¿Se debe vacunar todo el personal de las guarderías?

SÍ, idealmente, especialmente a aquéllos que atienden a los niños desde los 45 días, época en que todavía no han recibido el esquema de vacunación que proteja a los bebés contra la tosferina. Además hay que recordar que los menores de 12 meses que asisten a guarderías muchas veces no están completos en su esquema de vacunación por diferentes motivos, por lo tanto están expuestos a enfermarse.

RECOMENDACIONES:

1)     Vacunar a todos los bebés desde las 6-8 semanas de vida, con su esquema completo. (2,4,6,18 meses y 4 años)

2)     Vacunar a los mayores de 10 años para que no contagien a los pequeños (protege por 5-10 años)

3)     Vacunar a todas las embarazadas, preferentemente en la 2ª mitad del embarazo, que no hayan recibido recientemente la nueva vacuna Triple (dTpa) ( difteria, Tétanos, pertussis acelular) especial para jóvenes y que por ahora solo se aplica en consultorios privados.

4)     Atención médica a todos los niños, jóvenes y adultos con síntomas sospechosos de tosferina

El único camino efectivo para disminuir el riesgo de transmisión de la enfermedad a neonatos y lactantes vulnerables es prevenir la enfermedad entre adolescentes y adultos jóvenes, quienes están en mayor riesgo de contraer y transmitir la enfermedad.

Si tiene alguna duda, puede consultarme con toda confianza.

DR. GUSTAVO CASTAÑEDA PEREZ

Médico Pediatra

Ex-Presidente del Colegio de Pediatría de Puebla, A.C.

Especialista en Niños y Adolescentes

10 B Sur # 3720-204, Col. Anzures

Puebla, Pue.

Tels. 240-43-36 y 243-78-92

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s