¿Conviene desparasitarse periódicamente?

PARASITOSIS INTESTINALES

Hay 2 grandes grupos de Parásitos intestinales: los microscópicos, unicelulares (protozoarios) y los gusanos (pluricelulares) tanto planos (platelmintos) como cilíndricos (nematelmintos). Algunos parásitos producen síntomas y otros no.

Ejemplos de Protozoarios son las amibas y las giardias. Foto: Trofozoíto de Entamoeba histolytica con eritrocitos fagocitados

pa

Ejemplos de gusanos planos son la Teniasis (solitaria). Foto: Taenia solium

pa2

Foto de Ascaris lumbricoides: (parecidas a lombrices de tierra)

pa3

Algunos parásitos son exclusivos del ser humano y otros puede compartirlos con otras especies (perros, gatos, cerdos, etc.)

Antiguamente eran muy comunes las parasitosis intestinales, relacionándose con un déficit de higiene, pobre disponibilidad de agua potable y mal manejo de las excretas. Conforme han mejorado las condiciones de higiene, han disminuido notablemente los casos de parasitosis intestinales, especialmente en las zonas urbanas. Actualmente son cada vez menos frecuentes las parasitosis en nuestra población, sin embargo, en casos de desastres naturales como terremotos e inundaciones, pueden contaminarse las fuentes de abastecimiento de agua potable con aguas negras y aumentar el riesgo de parasitosis, así como otras enfermedades como tétanos, hepatitis, gastroenteritis infecciosas, etc.

pb

La forma de diagnosticar una parasitosis intestinal puede ser tan evidente como ver una lombriz (plana ó redonda) en la evacuación o mediante búsqueda de quistes o huevecillos de parásitos en examen de laboratorio (coproparasitoscópico). También se puede sospechar en casos de falta de crecimiento, distensión abdominal, dolores abdominales, diarrea con moco y sangre, anemia, etc.

pc

Los diferentes tipos de infecciones parasitarias requieren tratamientos específicos, según el tipo de parásito. Los antiparasitarios de venta libre no son innocuos, no eliminan todos los parásitos como dicen y tienen riesgos y contraindicaciones que la gente común desconoce.

Mucha gente ha caído en la trampa de automedicarse con “antiparasitarios” cada determinado tiempo, lo cual es muchas veces innecesario y peligroso. Algunos antiparasitarios de venta libre pueden provocar irritación en las lombrices y éstas pueden migrar a las vías biliares o al apéndice, provocando obstrucción. En otras ocasiones, la lombriz se va hacia la parte superior del tubo digestivo pudiendo salir por la boca o la nariz.

pd

Ante la sospecha, es mejor acudir al médico y realizar una búsqueda de parásitos en exámenes seriados de heces (coproparasitoscópicos), puesto que si no hay parásitos, no se requiere tomar “antiparasitarios”. El médico explicará cuando conviene tomar algún medicamento.

La mejor forma para no enfermarnos de parasitosis intestinales es preparar en casa alimentos limpios y lavarnos las manos antes de comer y evitar comer alimentos callejeros y de dudosa higiene en su preparación. De esa manera, casi nunca será necesario “desparasitarnos” y menos por automedicación.

pe

DR. GUSTAVO CASTAÑEDA PEREZ

Médico Pediatra

Ex-Presidente del Colegio de Pediatría de Puebla, A.C.

Especialista en Niños y Adolescentes

10 B Sur # 3720-204, Col. Anzures

Puebla, Pue.

Tels. 240-43-36 y 243-78-92

Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s